miércoles, 1 de octubre de 2014

Don Chuma investigador privado, capítulo 1 (proyecto de novela gráfica)

ESCENA 1 (PRÓLOGO)

Dentro de una fábrica de Pin Cola está la oficina de Pepe Cortisona, el capo de la droga en Pelotillehue. La bebida no es más que un lavado de dinero. El rostro de Pepe en las sombras exige explicaciones. Frente a su escritorio hay dos empleados.

-¿Quién es el culpable de esto?
-Condorito y Huevo Duro, señor. Usted ya sabe…
-¡Cállate! Me refiero a quién se echó a la guatona culiá
-Usted sabe jefe, fue un accidente. Yo no quise... -Dice el segundo.
-¡Pues este también es un accidente entonces!

Por detrás alguien dispara una pistola con silenciador a quien hablaba, que cae a los pies del pistolero. Nos enteramos es Cabellos de Ángel, y el dueño de la pistola es Comegatos. El compañero del difunto Cabellos, Garganta, sólo emite un Glup!

ESCENA 2

Don Chuma camina por bellavista y se para en una esquina a encender un cigarro. La cámara sube y arriba hay un cartel que dice “Don Chuma Investigador Privado”, créditos, música, etc.
Dobla una esquina y llega a la fachada de su domicilio, un edificio algo viejo en Dardignac, junto a  una peluquería de caballeros.

-Buen día Don Eladio –dice Chuma.
-Hola Chuma, ¿me trajiste el encargo?
-Toma –dice mientras le pasa una navaja que se abre amenazadoramente, pero resulta ser una peineta-. Las tonteras que te entretienen.
-En algo hay que entretenerse pues –dice Don Eladio.
-Nos vemos a la tarde, tengo una reunión.
-Los vimoslos –se despide Don Eladio.

Al llegar a la entrada del departamento, una mujer está esperándolo. Don Chuma se saca el sombrero y presenta galantemente. La mujer lo mira de abajo a arriba, está vestida de luto, con un pañuelo tapándole la boca, sólo pueden verse sus ojos achinados.

-¿Podemos pasar?
-Claro, claro, disculpe –dice Chuma mientras apura las llaves del bolsillo a la cerradura.
El living es grande, Chuma lo utiliza como oficina, tiene un escritorio y algunos cuadros en la pared, de curso de colegio, grupo de amigos y equipo de fútbol.
-Veo que aún conservas estos cachivaches –dice la mujer mirando el cuadro del grupo de amigos.
-¿Yayita? –Chuma se sorprende, no había reconocido sus ojos, algo se han agrietado en estos años-. ¡Vaya visita! ¿Te puedo ofrecer algo de tomar?
-Un té nomás, o mejor un café, pa’ tirrar pa’rriba.
-Supe lo de tu madre, lo siento mucho, te acompaño en el dolor.
-Sí, ahí quedamos con el viejo. Precisamente vine por algo relacionado con eso.
-Dime nomás.
-Ya debes saber que la investigación se cerró sin encontrar a los culpables, lo ficharon como un asalto a domicilio y muerte por enfrentamiento a los ladrones.
-Ahá…
-Yo sé quién fue… fue Condorito.

Cara de sorpresa de Chuma, fin de la escena.

ESCENA 3

Chuma se mete a un edificio caracol y baja. Llega a un local cuyos vidrios polarizados destacan el título en neón rojo: CALI2. Entra y una negra tetona con bikini le pregunta qué se va a servir.

-Toma 20 lucas, voy a pasar al privado a ver a la Kena.
-Ok.
El detective atraviesa una cortina roja con burdeo y entra a una de las cuatro puertas disponibles. Allí se encuentra cara a cara con Kena, que lo mira sorprendida.
-¡Chuma! Tantos años sin verte, viste que somos como el vino, tamos cada vez más wenos –dice picarona.
-Necesito información, Ungenio…
-No conozco al tal Ungenio, mi nombre es Kena, pero te ayudaré, dulce extraño –dice Kena con una sonrisa. Se acerca a Chuma, quedan frente a frente, separados por escasos 10 centímetros. Chuma suda nervioso, hay a la vez rabia y deseo en su mirar- ¿En qué lo ayudo entonces, Don Chuma?
-Busco a Condorito.
-¿Bien y tú? Tanto tiempo sin verse y ni siquiera eres capaz de preguntar cómo está una. Igual de roteque que siempre, típico chileno, machista cavernícola, the chilean way for trogloditas.
-Perdona Ungenio, es que pasó algo grave. Supiste que se echaron a doña Treme.
-¿Y dices que tal vez fue Condorito? Me extraña Chuma, tú eras su amigo y deberías saber mejor que nadie…
-¡No he dicho que haya sido él! Aunque Yayita así lo piensa.
-¡Esa perra!
-De nada sirve enojarse, todo es agua bajo el puente… Ahora dime ¿sabes dónde está Condorito?
-No tengo idea, lo último que supe de él era que andaba de dealer en la población Pelotillehue. Se vino a menos este weón.
-¿Y cómo andamos por casa?
-No te respondo ni una weá más –espetó Kena, enojada.
-Ya, perdona, si me voy de todas formas. ¿Me avisarás si te enteras de cualquier cosa?
-Te va a costar un beso, guapo.
-Si logro desenredar este caso, un beso no será nada.
-Te lo cobraré…

ESCENA 4


Noche en la ciudad, la cámara desciende hacia callejones por los cuales camina una mujer que lleva un abrigo largo y tacos muy altos. De pronto llega a su destino, un antro de mala muerte: Bar El Tufo. Allí busca una mesa en un rincón poco iluminado y se sienta a esperar, fumando. Alguien se acerca y se sienta frente a ella.

- Permiso, hola.
- Hola plumífero, ¿cómo cresta es que seguís vivo? –Dice Kena.
- Siempre he sabido cómo vivir –Responde Condorito, vestido con un polerón grande que esconde su rostro en las sombras.
- Siempre has sido un vividor, diría yo.
-Simpática, movámonos de aquí mejor-. Salen a caminar por la costanera junto al río. Luego se sientan en una banca frente a los botes iluminados y alguna que otra rata a sus pies.
- ¿Cómo está Coné? –Dice Condorito.
- Encerrado en casa de la bruja, no he podido acercarme, aunque le pasé tu carta, hice la movía con una auxiliar de la escuela.
-Perfecto…
-¿Quién se echó a la vieja, Condorito?
- ¿Crees que fui yo?
- No sé…
- Me hubiese gustado, la verdad, pero hay líneas que un yerno no puede cruzar… Me la hizo el Pepe.
-¿Me estai weviando?
-No, y tenís que ayudarme en la venganza.
-Ay no, no quiero.
-Tenís que ayudarme, me lo debes [la besa].

Incluir al final del primer capítulo:

ANEXO 1: FOTO DEL GRUPO DE AMIGOS
ANEXO 2: DOCUMENTO JUDICIAL DIVORCIO CONDORITO Y YAYITA, PS CON ORDEN DE OTORGAR TUICIÓN DE CONÉ Y YUYITO.
ANEXO 3: CARTA DE CONDORITO A CONÉ.

[Continuará...]

1 comentario:

Nomade dijo...

jajaj ya lo había leído creo.