jueves, 2 de junio de 2011

Nunca se funden las cosas del mundo como en esa luz. El resplandor de las estrellas llega hasta el fondo, a la materia de las cosas, a los montes y ríos, al color de los animales y flores, al corazón humano, cristalinamente; y todo está unido por ese resplandor silencioso. Desaparece la distancia.

José María Arguedas, Diamantes y Pedernales.

1 comentario:

Nomade dijo...

q wea mas bonita!!! :)