domingo, 23 de mayo de 2010

el antropólogo libre

viajar, sobretodo eso.

¿de dónde sacar las lucas?, algunos se venden a transnacionales y lo pasan chancho en el desierto y la patagonia, los recibe la señora elvira, echan la talla con don miguel, pero al final se van y la minera engulle el poblado, los cerros sagrados vomitan la sangre de su espíritu, la represa enjaula al ngen del agua, aprisiona cielos torrentosos.

nicagando.

¿entonces cómo se hace?, muy bonita la etnografía urbana, pero yo quiero conocer alteridad, construir conocimiento (¿conjunto?). Hay que hacer proyectos dicen, pero en la escuela se van en la onda del desarrollo, productividad, la revolución que promulgan es asimilacionista.

quiero ser libre, viajar. onda al norte de áfrica, el delirio del mestizaje. onda corto maltés, onda marlow, onda port, onda kerouac.

hay que virarse, termino la carrera y me viro.

6 comentarios:

Nomade dijo...

NO se, para mi que acá en la ciudad hay bastante alteridad (quizás menos notoria) y me resulta divertida e interesante.

chamico dijo...

súper divertida, pero incomparable a la selva o al desierto, donde colores y fragancias insondables te descolocan más que wild city

Milo dijo...

terminas la carrera y te viras...

pero me asalta a tu anguistosa duda inicial: ¿de donde sacarás las lucas?

la vida es tragedia

chamico dijo...

sipo, no hay respuesta aún

pero beca, pituto o sincronía cosmica... me voy igual

pez dijo...

Las lucas se vuelven un detalle cuando se tiene en el tercer ojo el mundo incrustado ;)
Las lucas aparecen, se van y aparecen de nuevo. Se come mucho, poco o nada. Se vaga y se asienta. Se es miserable y maravilloso.
Viajar es la aventura de vivir el mundo...
Las lucas, un detalle ínfimo en tan linda empresa...

AleinadNnes dijo...

Llevaremos hasta las pulgas con nosotros. Hacia el corazón de las tinieblas, hasta el lugar dondela tierra que se vuelva cuadrada y choquemos con los dragones furiosos.

Precioso mío...